Imposición de la Ceniza

Este 14 de febrero se celebro el miércoles de ceniza, marcando el inicio de la Cuaresma, que son los 40 días antes del Domingo de Ramos, día de inicio de la Semana Santa. La Iglesia llama en estos cuarenta días a los fieles a la conversión y a prepararse para la Pascua mediante la oración, la limosna y el ayuno.

El Miércoles de Ceniza se caracteriza además por el rito de la imposición de la ceniza en la frente, haciendo la señal de la cruz, mientras el sacerdote dice las siguientes frases extraídas de la Biblia: «Acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás» o «Conviértete y cree en el Evangelio». La ceniza se obtiene tras quemar los ramos de olivo y las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior.

La palabra Cuaresma proviene de la contracción del término latino «quadragesima dies», «los cuarenta días». De hecho, el número 40 simboliza en la Biblia un tiempo de preparación y de renovación espiritual, explican en la web de la Conferencia Episcopal. Por ejemplo, los cuarenta años que pasó en el desierto el pueblo de Israel tras huir de Egipto conducido por Moisés o los 40 días que de Cristo en el desierto antes del comienzo de su vida pública.

Coordinación de Cultura.